Uso de cookies - Ergobaby utiliza cookies para garantizar que te ofrecemos la mejor experiencia como usuario de nuestra web. Si continúas, entendemos que das tu consentimiento para recibir todas las cookies en todas las páginas web de Ergobaby. - Más info - OK

Beneficios del porteo

Llevamos a nuestros bebés en nuestro interior durante casi un año cuando estamos embarazadas. Mientras están en el útero materno están calientes y seguros con nuestra respiración y el latido de nuestro corazón acompañándoles. Pero cuando nacen, se encuentran un mundo completamente nuevo para ellos (¡y también para nosotras!). Por suerte, podemos portear a nuestros bebés, para que vuelvan a estar en contacto con nosotras. El porteo nos vuelve a ofrecer la cercanía que teníamos con el bebé, a la vez que provee al bebé con numerosos beneficios para su desarrollo, tanto físicos como mentales. Estos primeros meses de vida tras el nacimiento también es conocido como "el cuarto trimestre", ¡y con razón! Nuestros pequeños nos necesitan más que nunca en este periodo de transición al nuevo mundo. Y lo mejor de todo es que los padres, compañeros o cuidadores también le pueden llevar, permitiéndoles estrechar lazos con el bebé de una forma nueva, creando un vínculo más fuerte entre el bebé y los papás, y las personas que les quieren.

Porque un bebé porteado es un bebé contento…Y si el bebé está contento, ¿no lo estarán también los padres? La cercanía estimula la producción de una hormona beneficiosa (oxitocina), que genera un vínculo parental más íntimo con el bebé. El porteo permite que tu día sea mucho más conveniente, llevando a tu bebé en la mochila allá donde vayas. En Ergobaby creemos que el porteo es una de las mejores cosas que puedes hacer en familia, y lo mejor de todo es que puedes hacerlo en cualquier lugar y en cualquier momento. Es increíble saber la capacidad que tenemos para impactar de forma positiva en tantos ámbitos diferentes del desarrollo, mientras hacemos algo que sólo genera felicidad en todas las personas involucradas. El porteo es una actividad familiar, siendo de gran ayuda que el padre portee al bebé para crear una relación cercana y un vínculo profundo entre ambos también.

Beneficios del porteo:

  • Afianza el vínculo entre los padres y el bebé, ya que se mantiene esa cercanía necesaria, especialmente durante "el cuarto trimestre".
  • Ayuda al desarrollo del bebé, tanto físico como mental. ¿Sabías que un bebé porteado suele ser más tranquilo, ya que todas sus necesidades primarias están satisfechas?
  • Disminuye el riesgo de SMSL y de braquiocefalia, promoviendo a la vez el desarrollo neurológico, respiratorio y gastrointestinal, y mejorando el equilibro del bebé.
  • Permite amamantar al bebé en cualquier momento y de forma discreta. Además, el contacto con el bebé favorece la producción de leche materna.
  • Permite a los padres o cuidadores del bebé utilizar las manos mientras el bebé está en la mochila, por lo que se puede explorar y descubrir cosas de forma fácil y segura, sin tener que estar manejando un cochecito.
  • Promueve el desarrollo temprano del lenguaje. Los bebés aprenden viendo expresiones faciales, y la mochila les sitúa a la altura donde está teniendo lugar todas las conversaciones - "el mejor sitio de la casa"
  • Permite a los padres ver el mundo a través de los ojos del bebé, y a la vez los bebés pueden descubrir el nuevo mundo desde la seguridad y el confort del contacto con los padres.
  • Estimula la cercanía con el bebé durante su infancia. Los niños pequeños pueden ser porteados también, recordándoles dónde está su "sitio seguro" y permitiéndoles que el vínculo crezca a medida que se hacen mayores.

El porteo lleva a los bebés a su "sitio seguro", juntando su cuerpo con el nuestro, llevando el latido de nuestro corazón junto al suyo y recordándoles que somos su hogar. Con el porteo, lleva tu amor.